Twitter icon
Facebook icon

Turismo

Reducción Nuestra Señora de Loreto.

Historia de la Vía Procesacional de Loreto
La reducción de Nuestra Señora de Loreto fue fundada en el año 1610 en la región del Guayrá (hoy Brasil) por los padres José Cataldino y Simón Masceta.

A consecuencia de los ataques de los bandeirantes su población, conducida por el padre Antonio Ruiz de Montoya, se traslada luego, junto a la de San Ignacio Miní, a la zona del río Yabebirí. La doctrina de Nuestra Señora de Loreto posiblemente fue sede de la primera imprenta americana y también de una importante biblioteca. Se destacaba por su diversidad productiva. Hacia 1733 llegó a contener más de 6.000 habitantes.

En el conjunto jesuítico se destaca el templo, en el que se hallarían sepultados, aunque nunca se pudo comprobar fehacientemente, las reliquias del Padre Antonio Ruiz de Montoya. Otro elemento significativo son los restos de la Capilla de la Virgen de Loreto, la que contiene una plaza ceremonial y una vía procesional.

A 3.300 metros de la plaza, en la cumbre de un cerro de 200 metros, se encuentran vestigios de una capilla. Tenía un campanario y era el mejor edificio de los alrededores. En la época jesuítica el cerro era conocido como "Monte del Calvario". Desde el pueblo se llegaba a la capilla por una vía procesional ornamentada con naranjos.

La vía procesional que une la capilla de la Virgen, el templo (que guardaría, según cuenta la historia, los restos del Padre Montoya) y la capilla del Monte del Calvario, constituye un ámbito rescatable no solo por sus componentes arquitectónicos sino también por el sentido trascendental y la religiosidad inmanente que posee y que se proyecta hasta la actualidad.

  • Sendero Monte Calvario.
  • Alojamientos  diversos.